miércoles, 31 de mayo de 2017


Ahora, que el tiempo es humo, el tiempo es incierto,
Ahora , que cada suspiro es un soplo de vida robado a la muerte
Ahora, que solo respiro porque así podré volver a verte...

ABRÁZAME FUERTE AMOR TE LO RUEGO, POR SI ESTA FUERA LA ÚLTIMA VEZ...


Pau anuncia su empeoramiento, con esta canción tan brutalmente profunda y dulce...Se va... también se van mis pacientes, cada día... y con ellos, un trocito de mi corazón...

Amigos, la vida, como dice Pau, es humo...

Porque yo tampoco tengo miedo, ni miedo ni fe... vivamos, seamos felices, dejemos de mirar alrededor... porque el AHORA es lo único real que tenemos....

A ratos algo dicta sensatez, a ratos la clarividencia anuncia lagrimas estivales.... a ratos....

Pero luego llega la muerte, y se asoma, y Se lleva a otro de mis pacientes....

Y pienso  en Pau, y en que el tiempo es humo....

Y quiero ver  el atardecer ( es algo que pasa cada día, pero es precioso...) Y beberme un té con limón o un café... quiero darme una ducha con agua calentita, cerrar los ojos, respirar profundo....
Todo esto contogo, por supuesto...
El tiempo es humo, el tiempo es incierto...

Yo NO me quiero pasar la vida triste, ni hipócrita, ni asustada... hagámoslo por los que se van, y sobre todo, hagámoslo por nosotros.

Salud, AMOR , Rebeldía y muuuuucha PAZ

lunes, 15 de mayo de 2017

Preludio Lohengrin


Dale al "play" , cierra los ojos ( al revés no...)
Cierra los ojos, abre el corazón......
Y no pienses....
Es el preludio de Lohengrin....una historia medieval con el incio más mágico y hermoso  que se puede inaginar: Éste.

No importa el final, ni el desenlace.... no importa lo que ha de venir. Tal vez no venga nada. Tal vez yo ya no exista.  O tal vez sí.... 
A veces los inicios, los preludios, son tan hermosos, que bien merece la pena todo el resto de la ópera que pueda venir detrás....porque venga lo que venga, pase lo que pase, merecerá la pena.

Merecerá la pena porque aqui no hay actuaciones, ni cobardia, ni miedo....
Merecerá la pena, porque sé, siento y vivo, que la vida es algo extraordinario y que no hay que abandonar las ansias de que así lo sea, ni los motivos ....

Pase lo que pase, merecerá la pena, porque nuestra esencia está intacta.... y tal vez la vida nos lastime, nos empuje, nos arañe.... tal vez....  pero entonces, aunque sea con sangre, estaremos escribiendo sus páginas nosotros, solo nosotros, genuinamente nosotros.

Pase lo que pase, algunos preludios, dan sentido a algunas óperas, a algunas historias, incluso a algunas vidas.

  

martes, 9 de mayo de 2017

A la mierda el conformismo

Queridos y escasos lectores;

Hoy necesito compartir dos cositas:

- Un poema de Elvira Sastre, que habla sobre el amor puro, desgarrador, ese que no tiene miedo,ese que se sabe fuerte, vivo...Ese que transciende, que forma parte de ese hilo
que al tejerse conforma nuestra vida. Ese que no deberíamos callar nunca. Ese que late, que llora... que VIVE. 

- Y como banda sonora ....Beethoven... siempre Beethoven. Este Adagio  es del concierto nunero cinco, el último que escribió para piano. Este Adagio es para oirlo con los
Ojos cerrados y el corazón abierto, bien abierto...Porque Beethoven bien sabía lo que era amar. Por eso fue capaz de escribir estas notas, directas al corazón



A la mierda
el conformismo:
                            yo no quiero
                                      ser recuerdo.
                                      Quiero ser tu amor imposible, 
                                      tu dolor no correspondido, 
                                      tu musa ,
                                      el nombre que escribas en todas las camas
                                      que no sean la mía, 
                                      quien maldigas en tus insomnios
                                      quien ames con rabia

Yo no quiero 
dejar huella en tu vida, 
                        quiero ser tu camino,
                                   quiero que te pierdas,
                                   que te salgas,
                                   que te rebeles,
                                   que vayas a contracorriente,
                                   que no me elijas,
                                   pero que siempre regreses a mí para encontrarte.
                                   
Yo no quiero prometerte,
                        quiero darte
                                   sin compromisos ni pactos, 
                                   ponerte en la palma de la mano
                                   el deseo que caiga de tu boca
                                   sin espera, 
                                   ser tu aquí y ahora.

Yo no quiero 
que me eches de menos, 
                        quiero que me pienses tanto
                        que no sepas lo que es tenerme ausente.
                                                

Yo no quiero ser tuya
ni que tú seas mío, 
                        quiero que pudiendo ser con cualquier a 
                        nos resulte más fácil ser con nosotros.

Yo no quiero 
viernes por la noche, 
                        quiero llenarte la semana entera de domingos 
                                  y que pienses que todos los días
                                  son fiesta
                                  y están de oferta para ti.

Yo no quiero
tener que estar a tu lado
para no faltarte, 
                         quiero que cuando creas que no tienes nada
                                    te dejes caer, 
                                    y notes mis manos en tu espalda
                                    sujetando los precipicios que te acechen, s
                                    y te pongas de pie sobre los míos
                                    para bailar de puntillas en el cementerio
                                    y reírnos juntos de la muerte.

Yo no quiero
que me necesites, 
                          quiero que cuentes conmigo
                                     hasta el infinito
                                     y que el más allá
                                     una tu casa y la mía.
                                   
Yo no quiero
que no tengas miedo,
                          quiero amar a tus monstruos
                                     para conseguir que ninguno
                                     lleve mi nombre.
                                               
Yo no quiero 
que sueñes conmigo, 
                          quiero que me soples
                                     y me cumplas.


Yo no quiero hacerte el amor, 
                           quiero deshacerte el desamor.

Yo no quiero ser recuerdo, 
                           mi amor, 
                                      quiero que memires
                                       y adivines el futuro.



miércoles, 3 de mayo de 2017

Té y Naranjas


Suzanne lo llevó a su escondite, y le dió té y lo meció, sin dejar que él explicara nada... porque él ya había sido antes su amante, porque él ya la había tocado con su mente.
Y quieres viajar con ella, y quieres viajar a ciegas...

Dijo el mismo Cohen, que se sintió mareado al escribir esta canción.... No es para menos. 
Y es que  hay momentos que dan sentido a la vida, y que hacen que vivir sea algo más que una mera sucesión de sistoles y diastoles... 
Esos momentos salen de las entrañas... y no acatan normas... y no no son permeables a los juicios de los demás....
Esos momentos, Suzanne lo sabía, hay que vivirlos con té y naranjas.... a ciegas, dejando que nos toquen con la mente, con el corazón... al fin y al cabo, con el cuerpo, nos puede tocar cualquiera... pero para tocar con el alma, y con la mente, hay que ser una persona de verdad..... de verdad de la buena.... 
como estos momentos que hacen que te alegres de haber nacido
Como esta canción....

Suzanne te lleva a su escondite, al lado del río.

Puedes oir las barcas pasar de largo.
Puedes pasarte toda la noche a su lado.
Y sabes que está medio loca,
pero ése es el motivo por el cual estás allí.
Y te da té, y naranjas
de la China.
Y cuando tratas de decirle
que no tienes amor para ofrecerle,
te coge y te mece en sus brazos,
dejando que sea el río el que conteste
que siempre has sido su amante.
Y quieres viajar con ella.
Quieres viajar a ciegas.
Y sabes que confiará en tí
por haber tocado su cuerpo perfecto con tu mente.