lunes, 13 de septiembre de 2010

Creo escuchar todavía...a Bizet, con el corazón



Creo escuchar todavía, escondida bajo las palmeras, su dulce voz sonora.... Así cantó Nadir, el pescador de perlas a Leila, su amada, con la que mantenía un romance oculto, por no encender la ira de Zurga, el jefe de la aldea, que también la amaba...

Esta es una historia de amor y de celos, que alberga una de las más bellas arias que, a mi entender, se han creado... " Je crois entendre encore" que tiene muchisimas versiones, y que ha sido cntada en muchos idomas, siendo el francés su original.

Esta es una de esas melodías, en las que uno podría dejarse mecer horas, y horas....porque sin duda te mece, te acuna el alma, y te toca ese material tan friable del que están tejidos los sentimientos...

Podría oir mil veces esta canción, y jamás me cansaría de sentirla, ni de meditar con ella.

No quiero distraer los sentidos más con mis palabras...quiero simplemente que abraís el corazón, que le deis volumen al altavoz, y que dejeis que Bizet, con su Nadir, penetren por cada uno de vuestros poros, por vuestros oidos...directamente al corazón.

PD. Siempre me ha encantado el tenor que interpreta en esta ocasión a Nadir, no sé si es el mejor, porque yo no sé de música...pero a mi me gusta.



JE CROIS ENTENDRE ENCORE

À cette voix quel trouble agitait
Tout mon être?
Quel fol espoir?
Comment ai-je cru reconnaître?
Hélas! devant mes yeux déjà,
Pauvre insensé,
La même vision
tant de fois a passé!
Non, non, c'est le remords,
La fièvre, la délire!
Zurga doit tout savoir,
J'aurais tout lui dire!
Parjure à mon serment,
J'ai voulu la revoir!
J'ai découvert sa trace,
Et j'ai suivi ses pas!
Et caché dans la nuit
Et soupirant tout bas,
J'écoutais ses doux chants
Emportés dans l'espace.
Je crois entendre encore,
Caché sous les palmiers,
Sa voix tendre et sonore
Comme un chant de ramier!
O nuit enchanteresse!
Divin ravissement!
O souvenir charmant!
Folle ivresse! doux rêve!
Aux clartés des étoiles,
Je crois encore la voir,
Entrouvrir ses longs voiles
Aux vents tièdes du soir!
O nuit enchanteresse!...
Charmant souvenir!

2 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Abutita, hermoso debió de ser ese cariño profesado entre ambos...

Un abrazo,amiga.

Abutita dijo...

Seguro.... ains, q tonta estoy ultimamente!!!jeje. Será el otoño, o la falta de hierro...jejeje