domingo, 28 de junio de 2009

Momento " Mujercitas"

Cuando era niña y vi esta pelicula, lloré mucho. No sé porqué sentí una conexión fuerte con ellas, con su historia...
Con Jo, porque era rebelde y le gustaba escribir historias e inventar teatros...Con Beth, porque era tierna y tontorrona, con Amie, porque le gustaba pintar y meterse a la gente en en bolsillo y con Meg, porque era responsable, ansiosa y tenía instinto maternal.
También con su madre, la Sra. March, a la que siempre he admirado por criar sóla a sus hijas, intentado inculcarles valores.

Estas mujercitas forman parte de mis historias,junto con la historia interminable y otros cuentos, son parte de mi mitología personal.
A veces, cuando el corazón se me pone tonto, cuando las cicatrices ganan a la parte contractil, me acuerdo de mis amigas, " mujercitas" de la energía que desprendían...Y me imagino como mamá March, en una casa en el campo, con muchas niñas,sóla (bueno, yo introduciré la figura del San Bernardo)...Solas,tal vez con miedos...pero al fin y al cabo, valientes y con energía.

I don't know

He aqui un ejemplo de como un grupo de irlandeses en una taberna, en un pequeño garto, puede hacer una canción realmente bonita...

No perdoné a Lisa que dejara de cantar con mi Damien...pero estas canciones que está haciendo ultimamente, bien se merecen una oportunidad.

No sé nada de ti, pero quiero saberlo...Esa energía que a veces nos inunda, nos incita a querer abordar a los demás...Arriba los corazones!
Bravo Lisa por tus notas y tu genial vocecita

miércoles, 24 de junio de 2009

No vale ponerlo hasta las 00:00 del 25 de Junio

video

Aunque quería hacer uno mucho mejor, más casero de musica y más bonito, me temo que estoy malitaaaa. Aprovechando este rato de efecto de " la pocima" ( ampollas de nolotil iv disueltas y bebidas con cocacola) cuelgo esto ahora, por si luego no puedo...Más vale temprano que tarde :)

Feliz cumpleaños picapleitos,finolis, tigretón, Fran :)

sábado, 13 de junio de 2009

Lo que tenemos...lo que perdemos



En el verano del 69 yo aún no había nacido, pero puedo hablar del verano del 89, o del verano del 99...Y supongo que, al igual que hace Bryan Adams, podría decir, sobre todo de aquel del 99, que fueron los mejores días de mi vida.

Es curioso que ahora odie el verano...Recuerdo lo feliz que era cuando era niña, y ser verano era ser libre, volando las calles en mis patines y mi bicicleta, sin motores, pero con alas. Recuerdo las tardes en el campo con mi amiga Isabel y sus primas, escondiendonos entre el trigo, espiando a los caballos,bañanadonos en aquella alberca, entre ranitas, saltando de un tronco cortado.

Recuerdo también cuando ya no era tan niña, y fui perdiendo las alas y ganando motores, y a lomos de mi motito iba cada día a aquella piscina en la que tantas cosas descubrimos...Recuerdo las noches, con ese olor a sierra limpia que hay en mi tierra, mirando y aprendiendo de las estrellas, subida en mi tejado o en algún parque en compañía...

Recuerdo y recuerdo y aunque era feliz, supongo que no sabía el tesoro que tenía...El tesoro de ser libre, con todo el calor de agosto y de mi vida entre mis manos.

Tal vez en el futuro recuerde estos días de residente y lo haga con cariño, tal vez no sean tan malas las guardias (como la que me espera mañana)...

No lo sé, las personas somos muy tontas, y no sabemos apreciar lo que tenemos, hasta que lo perdemos... Como aquellos veranos de libertad y polos de lima bajo el Sol


viernes, 5 de junio de 2009

Sin sentidos (II)

(El que no lo entienda, que lea sin sentidos I, de Abril)


Amalia
hurgó en su bolso entreabierto y, temblorosa, como una niña, sacó su carta. Al introducirla por la ranura del buzón hizo un rápido gesto de arrepentimiento. " Esto es ridículo" pensó...Posteriormente recordó aquella noche, recordó la silueta de aquel hombre bajito, mientras su pareja hablaba...recordó y sintió tanto, que empujó la carta con fuerza hacia el buzón, abriendo la palma, como sino quisiera que se escapara nada de aquel buzón en el que sólo ponía " Joaquín Sánchez" 7ºC

Querido vecino:

No lo conozco, nunca lo he visto por las escaleras,no había reparado en su nombre en el buzón, no sé que voz tiene ni de qué color son sus ojos...Pero no me importa.
Día a día me levanto por el simple hecho de tener que ir a trabajar. No sé que haría sino tuviera que hacerlo, supongo que dormir más horas...pero, ¿ después qué?

Lo que vengo a decir con esto es que siento que mi vida está hueca. Supongo que no más que la vida de los demás, pero yo no era consciente hasta aquella noche.

Aquella noche, sin saberlo usted, entró en mi casa con su música, en mi casa y en mi pecho...Como si de una corriente de electricidad se tratase.

¿ Quién es usted? ¿ Qué le corre por las venas para arrancarle tanta pasión a esas cuerdas? ¿ Qué vivencias acumula para sentir tanto?¿ Qué dolor o qué gran amor inspiraron esas notas lancinantes?

Esto se me ocurrió al oírle. Luego, tristemente, llegué a la conclusión de que tal vez no se trate de sus notas, y no se ofenda. Tal vez se trate sólo de la oquedad de mis pasiones, que intenta desaparecer y encuentra, en unas notas, el vehículo para hacerlo.

Queridisimo doctor, esto es lo único que sé de usted, que es médico...¿ Qué opina de estos sentimientos?

Disculpe mi atrevimiento por escribir esta carta, disculpe que parezca una niña adolescente persiguiendo al artista que la cautivó. No quiero perseguirle. No sé lo que quiero,
tal vez por eso sienta la necesidad imperiosa de escribirle estas letras.

Esperaré cada atardecer, cada noche, cada minuto que esté en casa, la vida en forma de música que nace de las cuerdas de su violín.

Reciba un abrazo, Amalia.

PD. Ha de saber, que nunca me gustaron los violines, nisiquiera la música clásica, no soy melómana, nisiquiera aficionada al pop...No sé lo que me pasa. Disculpeme otra vez.



jueves, 4 de junio de 2009

Nueces



Una bella canción que he recordado hoy en mi viaje en tren

Un soplito de aire bonito...

Allí estaba ella,
muñeca con pulseras,
con flores en el pelo y la sonrisa
comiéndole la cara en el vagón.

lunes, 1 de junio de 2009

Triste final...


Hoy quiero dedicar unas palabras a la vida...A la vida de estos muchachos de la foto, que bien podrían ser muchachos de hoy, aunque sean de ayer...Muchachos del Norte o del Sur...da igual.

La vida late en el corazón de los jóvenes, muy fuerte, con miedos fuertes, pero alegrías fuertes, pasiones fuertes... Los jovenes de la foto no sabían lo guapos que eran, hasta que contenplaron la foto 60 años más tarde. No sabían la fuerza que tenían, la energía para hacer cosas...

Los jovenes de la foto no sabían la suerte que tenían de tener la vida entre sus manos, porque la tenían, la tuvieron para enamorarse, tener hijos, sobrevivir en aquellos tiempos...LA tuvieron para estar unidos y verse unos a otros envejecer.

La vida es un asqueroso reloj de arena, que se agota y apaga, sin mas...el día que se apaga lo hace sin remordimientos. Le da igual lo que hayas vivido...Simplemente, se apaga.

Brindemos por el tiempo que estemos aquí.Brindemos por pasear al Sol los domingos, por abrir el corazón de par en par... Por temblar con lo que nos conmueve, por seguir latiendo con los años...por los rincones olvidados, para mi siempre los más inolvidables...Por el amor con sus malditos fracasos, con sus benditas dosis de vida...

Brindemos, porque, por desgracia, de los jóvenes de la foto, ya solo queda mi abuelo( el más alto de la esquinita). Ayer murieron de golpe,los dos hermanos que le quedaban.

Compadezco mucho a mi abuelo por estos días,no quiero imaginar lo que ha de ser perder a tu hermano, más si son dos de golpe... Sin embargo, les envidio la unión de estos años, la compañía, el apoyo.

Qué final tan feo tiene la vida...Tan tan feo...Ojalá creyera en Dios, así sería más fácil creer que la vida no es tan triste, tan vacía.

Mas lo intento tanto y no lo consigo, por lo que sólo me queda la misma vida...

Por eso y aunque sea sólo por eso, brindemos ,

Por la vida, QUE VIVE.