martes, 22 de marzo de 2011

¿ Decrecemos? UNO

Llevo demasiados días sin pasar un ratito en Ganímedes...y no porque no hayan pasado cosas... más bien porque me siento engullida por el trabajo y las obligaciones...

Debo varios temas a Ganímedes, pero como primero, selecciono uno que me trae a explicar porque escribo tan poco ultimamente... ¿ qué estoy haciendo con mi tiempo y mi vida?

No me lo pregunto yo, que también... Creo que esto se lo pregunta mucha gente.

Podría hablar muchas páginas sobre el capitalismo atroz al que tanto detesto, pero sólo voy a decir breves palabras...

Para comenzar, lo haré recomendando fervientemente a un autor: Carlos Taibo.Uno de los autores españoles fundamentales en la defensa del decrecimiento.

¿ Cómo que decrecimiento? ¿ Están hablándonos de un marcha atrás?... están locos estos....

NO, no estamos locos, no están locos los teóricos que lo proponen...Más bien, la locura, está en el bando contrario.

Analicemos la vida de la mayoría de la gente: Con suerte, tienes un trabajo, con mucha suerte en los tiempos que corren... Este trabajo te permite, unido a tu pareja ( sólo es más difícil sobrevivir en estos tiempos) pagar una hipoteca y dos cochecitos... primero uno, luego otro. Algunos afortunados incluso ahorran para tener quince días de vacaciones en agosto...todo un lujo. Quince días enteros....

¿ Dedica usted tiempo a su niño? Tiene que bajar peso...- Uff, doctora, es que trabajamos todo el día y claro...le ponemos la play station y... así se entretiene, angelito...

¿ Quién cuida a su padre? Uff, doctora, es que yo trabajo todo el día, no puedo...

Los niños de hoy día no son más gordos ni más mal educados porque se "estén perdiendo los valores de los padres" esa es la explicación fácil...

Los abuelos de hoy día no se mueren sólos porque " se estén perdiendo los valores de los hijos" esa también es la explicación fácil...

En esta sociedad actual, los NIÑOS se CRÍAN SOLOS... y los ANCIANOS se MUEREN SOLOS.

¿Somos peores personas?...

Yo diría que no... somos HORMIGUITAS de la producción y de la economía mundial. Si bien es cierto que siempre se ha trabajado, y en trabajos peor remunerados y/o más duros fífísicamente que los de ahora, los niveles de exigencia de producción han subido mucho actualmente.

Ya no trabajamos para subsistir, ahora somos parte de ese diabólico engranaje que nos hace trabajar como hormigas y entregar nuestra vida a un sistema neoliberal brutal, al que sólo le interesa el beneficio económico, y cuyo eslogan, como dijeron aquellos, podría ser aquel que rezaba : CONSUME-CONSUME-CONSUME.

¿ Necesitamos este ritmo de vida?
¿ Necesitamos este sistema económico?

Yo creo que no...

Sé que es difícil salir de aquí...Sé que escribiendo blogs no se arregla el mundo...pero ojalá estas breves palabritas vayan introduciendo un poco la idea del decrecimiento...habrá más entradas...poco a poco...

Ahora sólo quiero hacer dos cositas más:

1º. Derrumbar algunos mitos sobre el crecimiento económico:

  • El crecimiento no genera cohesión social...más bien todo lo contrario... Pensadlo
  • El crecimiento se traduce en agresión al ambiente.. como se ha demostrado numerosas veces.
  • El crecimiento genera agotamiento de recursos.Esto es algo matemático
  • El crecimiento se asienta en el expolio humano y material del Sur... En posteriores post hablaremos de ejemplos concretos...
  • El crecimiento se basa en un modo de vida esclavo y consumista.... Como expongo arriba con mis experiencias con las personitas a las que veo cada día




2º, Compartir una historia que,el citado Taibo cuenta en sus charlas , que a mi me encanta y que a continuación trascribo más o menos de memoria para despedirme...por ahora....seguiremos hablando de que, como decían los ecologistas " SLOW IS POSSIBLE"

Un mejicano estaba en su tierra, medio adormecido, junto al mar. Un turista norteamericano se le acerca y entablan conversación.

El turista le pregunta:

—”Y usted, ¿a qué se dedica? ¿En qué trabaja?”.

El mexicano responde:

—” Soy pescador”.

—”¡Vaya, pues debe ser un trabajo muy duro! Trabajará usted muchas horas”.

—”Sí, muchas horas”, replica el mexicano.

—”¿Cuántas horas trabaja usted al día?”.

—”Bueno, trabajo tres o cuatro horitas”.

—”Pues no me parece que sean muchas. ¿Y qué hace usted el resto del tiempo?”.

—”Vaya. Me levanto tarde. Trabajo tres o cuatro horitas, juego un rato con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer y luego, al atardecer, salgo con los amigos a tomar unas cervezas y a tocar la guitarra”.

El turista norteamericano reacciona inmediatamente de forma airada y responde:

—”Pero hombre, ¿cómo es usted así?”.

—”¿Qué quiere decir?”.

—”¿Por qué no trabaja usted más horas?”.

—”¿Y para qué?”, responde el mexicano.

—”Porque así al cabo de un par de años podría comprar un barco más grande”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque un tiempo después podría montar una factoría en este pueblo”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque luego podría abrir una oficina en el distrito federal”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque más adelante montaría delegaciones en Estados Unidos y en Europa”.

—”¿Y para qué?”.

—”Porque las acciones de su empresa cotizarían en bolsa y usted se haría inmensamente rico”.

—”¿Y para qué?”.

—”Pues para poder jubilarse tranquilamente, venir aquí, levantarse tarde, jugar un rato con sus nietos, dormir la siesta con su mujer y salir al atardecer a tomarse unas cervezas y a tocar la guitarra con los amigos”.

5 comentarios:

El Tigre de Mompracem dijo...

Claro que sí. Gran artículo, Abú. No es mas rico el que más tiene sino el que menos necesita. Ese lema (conocido ahora por IKEA) predidirá mi tetería. Filantropía, ya sabes. ;)
Muuuaaaa

virgymr dijo...

Jejeje, justamente el fin de semana pasado vinieron unos amigos de Almería (humanistas y psicólogos) y estuvimos hablando sobre el decrecimiento!

Está claro que así no podemos seguir, aparte de todo lo que has dicho no hay más que ver cómo desde hace unos años han aumentado de forma bestial las enfermedades crónicas, las cardiovasculares en mujeres, etc. El sistema es perjudicial hasta para eso... (por cierto, te tengo que contar novedades sobre mi relación con el departamento de Salud Pública :P).

Millones de besos!! :)

Zorro de Segovia dijo...

creo que todos tenemos algo de miedo a no tener de qué vivir. Sí, es cierto que cuanto menos necesitas, menos miedo tendrás ... pero ... somos así. Es nuestra cultura. La del ahorro que no legaron nuestros papás. ¿Qué va a ser de ti de mayor si no tienes nada? ¿quién te va a cuidar?

Y parte de razón tiene esa cultura. Hoy me como el mundo pero ... ¿y si un día no tengo fuerzas para hacerlo?

Abutita dijo...

Llevas razon,amigo zorro,en aquello de ahorrar...no es eso lo q pretende la idea decrecentista....Se trata de no necesitar tantas cosas,no de no guardar para el mañana.Precisamente los abuelos,ahorraban algo,pero no vivian este ritmo frenetico...Hablo por ejemplo de que un miembro de la familia pueda no trabajar(digo uno,no una...a elegir...)si la situaciOn lo requiere para cuidar de un mayor,de un familiar enfermo....Hablo de trabajar menos horas para tener luego tiempo de cuidar a tus niños...es tan absurdo trabajar5h mas para tener q pagar a alguien q cuide a tus hijos x ti!!!! I simplemebte,trabajar menos para dedicarte a ti...a lo q te guste hacer,a tis hobbies...a tu vida...
Hablo de q nos den la opcion de vivir dignamente sin ser hormiguitas absolutas...Y no m refiero a hormigas en el termino ahorrador...m refiero a hormigas en el termino de peones insignigicantes al servicio del sistema...
Dicho estoy,m voy a trabajar....jajajaja

Diego dijo...

Abutita, me copio de vos en el hecho de entrar poco al blog..y ni siquiera devolver tus afectuosos saludos.
Te leia y me siento tan identificado con tu vision global de la sociedad capitalista.
El cuento del mexicano, seria un ejemplo utopico de aquello a lo que decidimos olvidar para hundirnos en el pantano del consumismo, que termina siendo el norte que nos imponen para olvidarnos de nuestras vidas vacias.
Tambien deje de escribir mi blog, porque no tengo cosas que contar, me estoy convirtiendo en una cáscara. Estoy perdiendo todas esperenzas en las exitencias de claras y yemas que alimenten mis entrañas.
Te cuento un secreto: tanta es mi edentificación con tu texto, que mañana decidí faltar a trabajar dando parte de enfermo, para darles un mísera reprimenda a mis patrones que me explotan y bastardean mis derechos..Podes creer que me descontaron parte de mi sueldo porque pedí permiso para salir a renovar el carnet de conducir.
Me voy abutita, yo tampoco necesito I-pads, ni play-station, ni coches 0 kilometro...he decidido aspirar al corazón de las mujeres como vos que todavía guardan los buenos valores del ser.

Besos querida saludos a GOyo y su trub