sábado, 25 de abril de 2009

Mi pequeño amigo.





En una de mis guardias de pueblo, anoche, no demasiaedo tarde, tuve la suerte de conocer a un niño maravilloso, una personita de 9 años.

Mi pequeño amigo tenía tanta ternura, que se le salía a modo de sangre por su labio roto, labios perfectos, infantiles,como dibujados por una acuarela...Tenía tantos abrazos que dar, que le habían pegado una patada en el centro del pecho para abrirselo mejor...tenía tanta ternura en la mirada, que le habían roto las gafas con un estuche...

Mi pequeño amigo, pese a ser tan pequeño, no jugaba al futbol, sino a las muñecas, no jugaba con niños, sino con niñas, no jugaba a nada, porque no podía bajar la guardia, mezclarse con la gente...

Mi pequeño amigo, con su tímida ternura, con sus manitas confundidas, con su expresión de desasosiego.. ¿ Cómo explicarle lo que sucede? ¿ Cómo explicarmelo a mi misma?

Mi pequeño amigo, lleva dentro sentimientos que, según esta AÚN tan rancia, tan cerrada, tan podrida, tan arcaica mentalidad social, no están bien. Mi pequeño amigo empieza a notar esos impulsos que te hacen más mayor, más humano, menos inocente...Pero él los siente en "otra" dirección.

Mi pequeño amigo se fue con sus heridas huntadas de betadine, con un papel para su madre y su colegio en el que quedaban impreso,en negro, la firma de un médico, que ni se había molestado en mirarlo a la cara..En celeste, las palabras de una residente sin permiso para firmar esas cosas, por ser de primero,sin permiso para llorar con él, por ser médico,y sin permiso para salir a gritar a la calle, por haber nacido en Andalucía, madre gigante y morena, pero de costumbres rancias y centenarias, de espiritu burlón, y de alma quieta, como ya dijo mi querido poeta.

Pequeño y querido amigo, no supe que decirte ayer, y sigo sin saber qué decirte hoy..No entiendo como una sociedad que se hace llamar "progresista" es capaz de permitir que se pegue a un niño por presentar gestos y costumbres amaneradas,no entiendo como involuciona nuestra sociedad y como involucionan nuestros niños...No entiedo nada, porque yo solo entiendo el cariño...

Pequeño y querido amigo, con todos los besos, con toda mi energía...Suerte

2 comentarios:

Punchis dijo...

Joer, desgraciadamente suerte va a necesitar mucha...
Qué maldito mundo tan hipócrita.

El Tigre de Mompracem dijo...

Preciosa bofetada de realidad!

Me reconforta estar seguro de que tu nunca firmarás en negro sin mirar a la cara...

Mucho ánimo para el infieeeennno!

Muaaaak